Este fin de semana ocurrieron dos premiaciones importantes, el Producer Guild Awards (PGA o Premio del Gremio de Productores) y el Screen Actors Guild Award (SAG o Premio del Gremio de Actores) y ¿por qué son tan importantes? Porque la carrera al Oscar suele definirse por los gremios. A continuación un análisis y el impacto que provocan estas premiaciones:

MEJOR PELÍCULA

El PGA le dio el favor a La La Land, que se suma a sus espectaculares 7 Globos de Oro y a las 14 nominaciones por la estatuilla dorada donde empata con “Titanic” y “All About Eve” y ambas ganaron a mejor película, de hecho, “Mary Poppins” de 1965 es hasta ahora el filme con más nominaciones sin ganar a Mejor Película (13 candidaturas). ¿Podrá superar La La Land dicho record también?

Relevante también resulta que en el siglo XXI, solamente 5 filmes ganadores del PGA no han repetido en los Oscars, sin contar a Gravity, que empató con 12 Years a Slave como la mejor para los produtores, sin embargo, fue ésta última la que se alzó con el Oscar, donde no hubo empate, pero el filme de Cuarón (que ganó a Mejor Director), fue el que más estatuillas recogió esa noche. Las otras son: The Big Short el año pasado (El Oscar fue de Spotlight), Little Miss Sunshine (2006, el Oscar fue para The Departed o Los Infiltrados en Latinoamérica), que fue un filme independiente y Fox Searchlight aún no tenía el gran presitigio de hoy ni hacía ganadores como en la actualidad; Brockbeack Mountain (2005, en una de las peores desiciones de la Academia de todos los tiempos, que se inclinó por Crash); The Aviator o El Aviador que cayó frente a Million Dollar Baby en la noche crucial y Moulin Rouge el 2001 que perdió frente a A Beautiful Mind (Una mente brillante). Así que remitiéndonos solo a estas estadísticas, el filme de Damien Chazelle se ve muy bien encaminado. 

En el otra premio que se entregó, el SAG también se favoreció a La La Land, a pesar de no estar nominada, porque no fue ni Moonlight ni Manchester by the Sea quienes se alzaron con el galardon, sino que el premio recayó en Hidden Figures, cuyas posibilidades al Oscar son bastante escasas. Otro dato para agregar,  a parte del que hemos dado varias veces, sobre que Braveheart o Corazón Valiente es el único filme que ganó a Mejor Película sin estar nominado al SAG, es que desde que el gremio de actores premia, solo en 11 oportunidades los reconocidos a Mejor Elenco han repetido como Mejor Película, es decir, un 47% de asertividad. Los filmes fueron: Shakespeare In Love, Belleza Americana, Chicago, El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey, Crash, No Country for Old Man (Sin lugar para los débiles), Slumdog Millionaire, The King Speech, Argo, Birdman y Spotlight. Lo de anoche, puede considerarse algo parecido a lo ocurrido cuando el SAG fue para American Hustle, Inglourious Basterds o Sideways, se reconocen a grandes elencos, pero se sabía que los filmes no tenían chance para ganar al Oscar.

Con todo esto, hoy creemos que La La Land rompe la historia y sin ser nominada al SAG, va a ganar el Oscar a Mejor Película.  

MEJOR ACTOR

El shock de anoche corrió acá, pues Casey Affleck, que hasta el momento había ganado todo, incluido el Globo de Oro y el Critic Choice pierde frente a Denzel Washigton. Ya pudimos analizar la situación de acoso sexual del menor de los Affleck anteriormente y al menos, el gremio de actores fue consecuente con lo que predican y no le entregó el galardón.

Esto podría ser una anécdota, pero desde que Johnny Depp ganó el SAG en 2003 por Piratas del Caribe y perdió el Oscar frente a Sean Penn por Mystic River, que no se da un premiado por el gremio de actores que no se lleve la estatuilla a casa, e incluso cuando el SAG pareció “un accidente” como en los casos del mismo Sean Penn por Milk, en un año que el favorito era Mickey Rourke o Roberto Benigni por La Vida es Bella (La Vita e Bella), cuando el favorito parecía ser Tom Hanks por Rescatando al Soldado Ryan (Saving Private Ryan).

Los otros casos donde el ganador del SAG a Mejor Actor no gana el premio más codiciado de Hollywood, son: Benicio del Toro por Traffic (que sin embargo, ganó el Oscar como Mejor Actor de Reparto), Russell Crowe por A Beautiful Mind (el Oscar fue para Denzel) y Daniel Day Lewis por Gans of New York (perdió con Adrien Brody). Así que acá, nuestras apuestas cambian, pues la “contra campaña” a Affleck en un delicado momento en Estados Unidos, donde la industria se para junto a los inmigrantes, los perseguidos por racismo y las mujeres, nos hacen creer que el premio irá a Denzel que alcanzará a Jack Nicholson con tres premios (Dos como principal y uno como secundario) y a Daniel Day-Lewis (cuyos tres oscars son como actor principal).

MEJOR ACTRIZ

La mejor carrera de la década en actrices y la más sabrosa de todas por la cantidad de buenas actuaciones y los nombres que compiten. En primer lugar, decir que acá hay mayor cantidad de actrices que han ganado el SAG y perdido el OSCAR, con seis en total, entregando cerca de 70% de igualdad, lo cual tampoco es menor. Las 6 actrices en esta situación fueron: Viola Davis en 2011 que perdió con Meryl Streep, la misma Streep ganó en la ceremonia de 2009 (que premiaba el 2008) y perdió el Oscar con Kate Winslet que compitió y ganó como actriz de reparto; Julie Christie ganó el Screen Actor y perdió el Oscar frente a la gran Marion Cotillard, Renne Zellweger por Chicago (perdió frente a Nicole Kidman por Las Horas), Annette Bening que perdió en 1999 con Hillary Swank y en la primera edición de 1995, donde Jodie Foster fue reconocida por el gremio pero la Academia prefirió a Jessica Lange.

Hoy la balanza se inclina por la brillante Emma Stone, pero esta carrera parece de todo, menos definitiva, con Natalie Portman e Isabelle Huppert, con posibilidades.

MEJORES ACTUACIONES DE REPARTO

Las cosas se dieron como debieron darse y Viola Davis y Mahershala Ali ya deben preparar los discursos. Como estadística, el SAG predice al Ganador de Actor de Reparto en un 60%, con 8 actores ganando el Actors y perdiendo el Oscar. El caso más curioso se dio el año pasado, con Idris Elba ganando, pero la Academia lo ignoró por completo.

Por otro lado, en ellas, la efectividad del SAG es de casi 70%, con 8 actrices no repitiendo premio, pero en las que se encuentra Gloria Stuart, que tuvo un empate con Kim Basinger en 1997, siendo la rubia la única ganadora del Oscar y Kate Winslet que ganó por The Reader en esta categoría y repitió en los premios de la Academia, pero como Actriz Principal. Como curiosidad, también se da que acá, en esta categoría se da el ÚNICO caso de todos los actorales desde que en 1994 se entrega el SAG en que una actriz (Marcia Gay Harden) gana el Oscar sin haber sido nominada al SAG, así que Isabelle Huppert podría tener esperanza, la misma que tuvo Sylvester Stallone el año pasado, pero que no le alcanzó para romper el patrón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s